Una nueva mirada al Universo


El día 30 de noviembre de 1609 Galileo conquistó la intimidad de la Luna. Apuntando su prismático al astro más brillante del cielo nocturno, el genio de Pisa pudo observar algo que nadie habia visto antes: la superficie de nuestro satélite no era perfectamente lisa (como afirmaban las teorias aristotélico-tolemaicas de entonces), sino arrugada e irregular. Aquella fue la primera de una serie de pruebas experimentales que habrían puesto en entredicho siglos de inutil enseñanza eclesiástica, cuestionando el egocentrismo del hombre que afirmaba ser la única criatura del Universo.


Foto: Joe McNally

Ningún otro instrumento incidió tanto en la manera de entender la naturaleza humana como lo hizo el telescopio y, tras 400 años de aquel logro de la ciencia moderna, una nueva generación de enormes prismáticos está lista para volver a escribir muchas de la teorias – aún por confirmar – del cosmos.

 

Mejor que el Hubble

Entre estos cabe destacar el Large Binocular Telescope, en Arizona, un doble telescopio dotado de espejos primarios de 8.4 metros cada uno y en cuya construcción han participado empresas estadounidenses, alemanas e italianas. Único en su género, trabaja a alto rendimiento desde la primavera de 2008 con una resolución de imagen equivalente a la que obtendría un telescopio monocular de 22.8 metros de diámetro.

Foto: Joe McNally

Foto: Joe McNally

En teoría, esta característica permite revelar la luz de una vela a 2,5 millones de kilómetros de distancia, haciendo en prestaciones al telescopio Hubble. Y aunque muchos puedan pensar que en esta comparación la falta de atmósfera es un punto en favor del observatorio espacial, el uso de la óptica adaptativa está reduciendo cada vez más la distancia entre espacio y tierra en términos de calidad de imágenes astronómicas.

 

Óptica adaptativa

La óptica adaptativa (OA) es la más moderna de las técnicas de observación astronómica, capaz de compensar las turbulencias de la atmósfera que provocan el titilar de las estrellas y degradan las imágenes reduciendo el poder resolutivo del instrumento. Un sistema de OA envía un rayo láser a una fina capa de átomos de sodio situada a unos 100 kilómetros de altura, creando en la atmósfera una estrella artificial.

Foto: Joe McNally

Foto: Joe McNally

La observación de ese punto de luz permite al sistema determinar el efecto de agitación del aire y, para compensarlo, el telescopio adapta su óptica más de mil veces por segundo. La imagen de una estrella que en condiciones normales se vería desenfocada aparece así como un punto luminoso con alta definición gracias al sistema OA, ofreciendo la posibilidad de ser mucho más exactos a la hora de realizar las medidas.

Desde hace unos años, la aplicación de esta técnica hace excepcionales a muchos telescopios como el Gran Telescopio de Canarias (GTC). Instalado en el parque nacional del Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma, está formado por un espejo primario de 36 elementos hexagonales que juntos forman una superficie equivalente a la de un espejo circular de 10.4 metros de diámetro, haciendo del GTC el telescopio más grande al mundo actualmente en funcionamiento.


Un Universo cinematográfico

Sin embargo, a pesar de su record el GTC ya está destinado a convertirse en el hermano menor de una familia de telescopios que pronto protagonizarán la enesima revolución científica. A partir de 2015, será operativo en los Andes chilenos de Cerro Pachón el Large Synoptic Survey Telescope (LSST), “el primer telescopio capaz de catalogar un número de objetos celestes mayor que el número de las personas en la Tierra”, según la definición de Zeljko Ivezič, investigador de la Universidad de Seattle (Washington).

Aunque su “ojo” de 8.4 metros de diámetro sea inferior al del GTC, el LSST está dotado de un área para la recogida de fotones correspondiente a la que ocuparían aproximadamente 50 lunas llenas y, por tanto, es capaz de estudiar la bóveda celeste entera en apenas unas pocas noches. El ejercicio será repetido varias veces con el fin de unir todas las imágenes y conseguir la primera película del Universo visible, acumulando un terabyte de datos durante cada noche de observación.

“En la práctica, en una sola noche, este gigantesco telescopio hará el trabajo que se desempeña actualmente en un año entero”, continúa Ivezič. Comparando las imágenes realizadas durante noches diferentes, será posible identificar fenómenos fugaces como las explosiones de supernovas, pero también realizar un atento seguimiento de los asteroides más pequeños que podrían alcanzar la superficie terrestre.

 

El tamaño sí importa

Ilustración: National Geographic

Ilustración: National Geographic

Sin embargo para poder estudiar los objetos celestes más lejanos y más débiles del cielo nocturno es necesario disponer de observatorios cuyas dimensiones sean aún más elevadas, ya que cuanto más grande es el diámetro del espejo primario del telescopio tanto mayor es la cantidad de luz observada. Hace algunos años en los ambientes del European Southern Observatory (ESO) cogió forma la idea de un telescopio con un diámetro de 100 metros, el Overwhelmingly Large Telescope (OWL), aunque posteriormente fue substituido por el European Extremely Large Teescope (E-ELT) por sus costes insostenibles.

Pese a que su ubicación todavía esta por decidir (Canarias, Chile, Marruecos y Argentina están entre los países candidatos), el E-ELT será el más caro de los telescopios nunca realizados, con un coste no inferior a los 950 millones de euros. Sin embargo, según el principal responsable del proyecto, Roberto Gilmozzi, con sus 42 metros de diámetro “el E-ELT nos permitirá hacer otro salto de calidad, tal como hizo Galileo Galilei cuando dejó de mirar el cielo a simple vista”.

Anuncios

3 Responses to Una nueva mirada al Universo

  1. Sergio7 dice:

    Impresionante!

  2. […] Por nuestra parte (Gravedad Cero) hemos escrito acerca de la vida de las estrellas y la realización que todos somos polvo de estrellas. Tema con el que hemos coincidido con Ciencia Kanija. Y acerca de la generación de telescopios del futuro. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: